miércoles, 29 de octubre de 2008

PROYECTO "MI JARDÍN"

Daniela Muttis

PROYECTO
MI JARDÍN

La historia de la vida no es un continuo de desarrollo, sino un registro interrumpido por episodios breves, a veces instantáneos geológicamente, de extinciones en masa y de diversificación subsiguiente.
Sthephen Jay Gould


Este proyecto surge a partir de lecturas y situaciones relacionadas con la percepción del tiempo y la materia.
El trabajo consiste en la grabación de una serie de cubos de hielos que contienen una flor fresca en su interior en su proceso de derretimiento
El proceso químico y físico del hielo al contacto con el aire y el calor disuelve la materia y la flor que permanece en su interior comienza a visualizarse.
Una cámara registra el proceso de esa aparición.
El tiempo y la materia se modifican continuamente.
Los pétalos comienzan a liberarse de tensiones, se vuelven blandos, gelatinosos, la forma física del hielo adopta curvas aleatorias de degradación.
Para el hielo y la flor no hay retorno. La flor al contacto con el oxígeno envejece, el hielo deja de serlo. En los cambios se producen grietas, burbujas, revoluciones. No hay conservación. Tampoco previsión del desborde.
El paso del tiempo equivale a desprendimientos.
El tiempo es constante, la materia no.
Hay una continua diezmación de la materia, mientras que el hielo en su rigidez parece invariable.
El hielo inicia su proceso de desborde, la línea que recorre el estado sólido al líquido, el cuerpo ha dejado al cuerpo, se ha liberado de si, ha interpretado las coordenadas de la expansión y el vacío, pero antes ha hecho contacto,
Las fuerzas se han encontrado en puntos cero.
La desaparición exige contacto, atracción. dos elementos están a punto de separarse. La tormenta avanza . Hielo y flor se separan.
Cuando exploramos avanzamos sobre una naturaleza absolutamente ilimitada pero con la posibilidad de tensar cuerdas, medir distancias, construir territorios, esos territorios que apelan a la percepción de nosotros mismos y del otro,
La mirada se construye de informaciones en estado de extinción, digo extinción porque ningún fragmento puede repetirse, ya que el tiempo supone transformación.
Cuando miramos lo hacemos en absoluta virginidad, es siempre un estado iniciático, irrepetible,
Nuestra forma de unir las historias está arraigada a nuestra forma de movernos en el mundo, de anudar planos, a descubrir el espectáculo de lo vivo.
La foto es de una prueba del descongelamiento de la flor,
ese proceso que nunca podemos ver en la realidad, nosotros somos incapaces de percibir el cambio infinito sucedido, esa es nuestra limitación como seres humanos,
si pudiéramos ver con detenimiento el proceso, veríamos como la violencia y la pasividad conviven y se anulan cuando cambia el estado, es una forma de entender que somos profundamente transitivos, solo una materia que se degrada consigo misma mientras se crea a si misma


Bibliografía de trabajo

La vida maravillosa
Sthephen Jay Gould

Espíritu y naturaleza
Gregory Bateson

El árbol del conocimiento
Humberto Maturana / Francisco Varela

Páginas de la herida
John Berger

Materia y memoria
Henri Bergson

Pensamiento, palabras y música
Arthur Schopenhauer

1 comentario:

Ale dijo...

Excelente el trabajo sobre la flor sumergida en agua. Un hallazgo experimental. Felicitaciones.